Homologación de títulos extranjeros en España

Nuevo Real Decreto para agilizar los trámites de homologación y equivalencia de títulos universitarios

Certificación académica para reconocimiento
Ejemplo de certificación académica
Ejemplo de título universitario
Título universitario (diploma/pergamena)

Existe un clamor general entre los italianos residentes en España, que es la comunidad extranjera con la que más trato, por la lentitud del proceso de homologación de los estudios universitarios que han cursado en Italia.

¿Qué sucede con el supuesto derecho de movilidad de los profesionales europeos por todo el territorio de la UE? Pues, en España, se topa con un enorme atasco burocrático que impide ejercer muchas profesiones en un plazo razonable. El Gobierno es consciente de ello y, por ese motivo, va a crear un nuevo órgano que permita agilizar el proceso de homologación de los títulos universitarios extranjeros.

Evidentemente, la lentitud afecta también a los extranjeros de otros continentes o de países que no forman parte de la UE, pero llama especialmente la atención que ser ciudadanos europeos no aporte ventajas en este sentido.

La mayoría de las quejas relacionadas con el reconocimiento de los títulos se centran en la tardanza de las homologaciones, aunque también en la dificultad que entraña entender todo el procedimiento.

  • ¿Necesito homologar, convalidar o solicitar la equivalencia de mi título?¿Qué diferencia existe entre estos procedimientos?
  • ¿Cómo se llama el documento que me solicitan en mi país de origen?
  • ¿Dónde debo compulsar los documentos?
  • ¿Dónde he de presentar la documentación?
  • ¿Qué pasa si me he equivocado y he presentado la solicitud al Ministerio de Educación (y Formación Profesional) en lugar de al Ministerio de Universidades?

El seguimiento del estado de la solicitud también genera mucha perplejidad. Actualmente, una vez aportada la documentación, pueden pasar meses antes de que se refleje cualquier cambio en el expediente… ¡e incluso años hasta conseguir la homologación de los títulos!

La falta de claridad y la tardanza hacen que surjan grupos de Facebook con guías, explicaciones, dudas y experiencias personales que sirvan de apoyo a miles de personas que se encuentran en la misma situación. También da lugar a la aparición de empresas y abogados que ofrecen sus servicios para realizar todos los trámites. Hay quien cree que acudir a un profesional supondrá la obtención de la homologación en pocas semanas. Y no es así. Como máximo, se evitarán errores y habrá más posibilidades de que no sea necesario subsanar ningún defecto en la documentación aportada.

Hace unos meses, el Gobierno anunció que iba a poner en marcha nuevas medidas para agilizar el proceso. Pero el atasco era de tal calibre que no ha sido suficiente, al haber miles de expedientes antiguos por resolver.

El 18 de octubre de 2022 el Gobierno español aprobó la actualización y modernización de los requisitos y procedimientos para solicitar la homologación y equivalencia de títulos extranjeros.

El Ministerio pretende lograr una mayor eficiencia y agilidad, que garantice la resolución del procedimiento en un plazo de seis meses.

También matiza que la totalidad de los trámites se realizarán por vía electrónica y que la persona interesada podrá consultar en cualquier momento el estado en que se encuentra la tramitación de su solicitud… Esperemos que ahora sí se reflejen los cambios en tiempo real.

La documentación imprescindible que ha de presentarse, además de la solicitud y el pago de las tasas correspondientes, es la siguiente:

  • Copia del documento de identidad: DNI, NIE, pasaporte
  • Copia del título (o títulos) académico(s) y/o profesional(es).
  • Copia de la certificación académica oficial en la que consten, entre otros extremos, la duración de los mismos en años académicos y las asignaturas cursadas.
  • En el caso de los países que no sean de lengua hispana, traducción oficial al castellano del título académico y/o profesional y de la certificación académica oficial.

Por lo que se refiere a la certificación académica normalmente se han de reflejar los datos del alumno, la duración de los estudios, las asignaturas, las calificaciones y los créditos. Alternativamente, se puede traducir el Suplemento al Título, que estará en el idioma de origen y en inglés. Sin embargo, éste suele incluir más información que la certificación académica, por lo que su traducción jurada resulta más cara.

En función de la titulación que se desee homologar, es posible que haya que presentar más documentación, como:

  • Certificación que acredite que el título permite el ejercicio profesional en el país de origen y que es conforme a la directiva 2005/36/CE
  • Certificación de la buena práctica profesional (Good standing o attestato di onorabilità professionale) en la que se acredite que el interesado es un profesional y que no se encuentra inhabilitado para ejercer la profesión.

A diferencia de otros países, en España no se pueden aportar “declaraciones responsables” para estos procedimientos (autocertificazioni en italiano) aunque el Ministerio hace excepciones en casos concretos, como el de las personas desplazadas por conflictos específicos:

“En casos concretos, como los que se refieren a las personas beneficiarias de protección internacional por afluencia masiva de personas desplazadas (caso de los ucranianos) se agilizará el procedimiento, y podrán sustituir la documentación exigida por una declaración responsable”.

Real Decreto de 18 de octubre de 2022

Actualmente hay que presentar los documentos compulsados (no los originales). Sin embargo, el Ministerio de Universidades hace hincapié en que, en el futuro, todo el procedimiento se realizará de forma digital.

Recuerda que los traductores jurados (o traductores oficiales) ya podemos entregar las traducciones juradas en formato digital, firmándolas con alguno de los certificados admitidos por las Administraciones Públicas (además de incluir nuestro sello y nuestra firma manual). Por tanto, solicita siempre las traducciones en este formato, ya que no sólo facilitarán tus trámites, sino que podrás conservar una copia válida de tus traducciones juradas para el futuro, sin necesidad de pedir segundas copias.

Si necesitas la traducción jurada de tus documentos italianos al español, puedes enviármelos escaneados a juradaitaliano@gmail.com.