Nuevo Reglamento para Traductores e Intérpretes Jurados

Enlace de acceso a trámites burocráticos

Nuevo Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) en relación con los traductores e intérpretes jurados. Publicado en el BOE el 6 de agosto de 2020.

Para los traductores e intérpretes jurados autónomos, cambian algunas cosas con respecto al reglamento anterior: los que hayamos conseguido el título con la normativa previa, podemos seguir siendo traductores e intérpretes jurados de forma vitalicia. Sin embargo, en los exámenes futuros, los candidatos aspirarán al título de «traductor jurado» o bien de «intérprete jurado», diferenciándose así ambas actividades. También se ha modificado ligeramente la certificación final.

Adjunto aquí un ejemplo de cómo debe ser el sello (igual para los antiguos y distinto para los nuevos traductores e intérpretes oficiales, en función del título obtenido), además de la fórmula para certificar la traducción y la interpretación jurada:

También podéis descargar aquí el texto íntegro en pdf, para profundizar en otros aspectos, como las funciones y la organización de la Oficina de Interpretación de Lenguas del MAEC, y lo que ahora se denomina el «Cuerpo de Traductores e Intérpretes del Estado».

Si necesitáis una traducción jurada del italiano al español, podéis contactar conmigo para solicitar presupuesto o aclarar las dudas que podáis tener.

Traducción jurada de certificados de penales

Enlace de acceso a trámites burocráticos

¿Alguna vez os han pedido la traducción jurada de un certificado de penales? Como traductora jurada de italiano a español, es uno de los documentos que los clientes me envían con más frecuencia.

En esta entrada, os hago un resumen de este tipo de certificados, facilitando también los nombres de los documentos y las instituciones a las que dirigirse, ya que puede entrañar dificultad a los italianos que han de realizar trámites burocráticos sin estar en su país de origen.

Certificato penale

Cuando en España os piden un «certificado de antecedentes penales» o un «certificado de penales» lo que tenéis que tramitar en Italia es un “certificato penale” o “Certificato Generale del Casellario Giudiziale”, tal y como veis en el documento de muestra que os incluyo aquí (sin los datos personales del cliente).

En el certificado de ejemplo, veréis que pone «NULLA» (nada), es decir, que el titular no tiene ningún antecedente penal (que es lo más habitual). Dada la naturaleza de su contenido, tiene una validez de 6 meses ya que, lógicamente, no tener antecedentes hoy no es garantía de que no se vaya a cometer ningún delito más adelante.

Estos certificados también incluyen un timbre fiscal (marca da bollo). Aunque en esta imagen tiene un importe de 14,62 €, también los he visto de 16,00 € y, más recientemente, de 19,87 €. El precio va cambiando con los años y tendréis que ateneros a los que os indique la oficina que os lo tramite. A veces se pega el timbre fiscal físico, y, en otras ocasiones, se realiza el pago virtual, dejándose constancia de ello por escrito.

Por cierto, por la traducción jurada al español de un certificado de penales italiano como éste, sólo cobro 30 € + 21% IVA= 36,30 €, y eso incluye el envío por correo postal normal (a España) o en formato digital con firma electrónica (ya admitido por las administraciones públicas españolas).

En España, la firma de un traductor jurado (reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores tras la realización de un examen oficial) no requiere legalización ni tampoco timbres fiscales. Nuestra firma y nuestro sello ya cuentan con el reconocimiento del MAEC. En Italia, sin embargo, no existe esta misma figura , por lo que el traductor, además de cobrar por su trabajo, ha de añadir un timbre fiscal cada 4 páginas (16 € en la actualidad) y sumar la tarifa que tenga para ir al Tribunal a realizar el juramento correspondiente (me han indicado que unos 60 € más), con el consiguiente encarecimiento de la traducción.

¿Dónde se solicita este documento?  

En España, este certificado se puede tramitar a través del sitio web del Ministerio de Justicia. Podéis hacer clic en el vínculo anterior para encontrar ésta y otras gestiones afines.

En Italia, el certificado de penales se tramita a través del “Casellario Giudiziale(registro de antecedentes penales), que se encuentra en la “Procura della Repubblica” (la Fiscalía) del Tribunale (Tribunal o Juzgados) de cada ciudad, también dependiente del Ministero della Giustizia (Ministerio de Justicia).

Certificato dei Carichi Pendenti

Otro documento parecido que también me solicitan, aunque con menos frecuencia (y siempre junto con el anterior), es lo que se conoce como “Certificato dei Carichi Pendenti”. Este documento indica si existe o no algún procedimiento penal en curso que afecte al titular del certificado. Por tanto, se trataría de algún presunto delito, del que todavía no se ha dictado sentencia, y el interesado puede ser declarado culpable o inocente .

Por la traducción de este documento cobro la misma cantidad que por el certificado de penales normal, es decir 36,30 € (IVA incluido – ver tarifas).

Os incluyo también una imagen del «Certificato dei Carichi Pendenti» original italiano (sin datos del cliente):

Certificato di reati di natura sessuale

Por último, hay un documento que se pide mucho en España cuando alguien va a trabajar con menores de edad: se trata del certificado de delitos de naturaleza sexual que, tal y como explica el Ministerio de Justicia español: “es un certificado que permite acreditar la carencia o existencia de delitos de naturaleza sexual que constan en el Registro Central de Delincuentes Sexuales en la fecha en que son expedidos”. Cualquier profesional o voluntario que vaya a trabajar de forma habitual en contacto con menores, deberá presentar este documento que, por supuesto, tendrá que ser negativo: el interesado no puede tener antecedentes como delincuente sexual.

También en Italia, el Ministero del Lavoro e delle Politiche Sociali (Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales italiano) establece que es necesario disponer de este certificado. Se especifica en concreto que el interesado no debe haber sido condenado por delitos de naturaleza sexual en relación con menores de edad cuando se le vaya a contratar para realizar actividades dirigidas directamente a los menores (como maestros, conductores de autobuses escolares, guías turísticos infantiles y juveniles, instructores deportivos infantiles y juveniles, puestos con trato directo en los comedores escolares, etc.).

Debo decir que jamás me han enviado este documento para su traducción jurada. Siempre me ha llegado el de antecedentes penales general, incluso en caso de profesores que me han solicitado la traducción oficial de otros documentos para trabajar en centros escolares. Entre los lectores italianos, ¿alguno ha presentado alguna vez este certificado? Por lo que he leído al profundizar sobre este tema, el motivo puede ser que, en Italia, quien solicita este documento (también al «Casellario Giudiziale») es la empresa, asociación, organización o persona que te vaya a contratar:

Il certificato del casellario giudiziale viene richiesto dal datore di lavoro ai sensi dell’articolo 25 bis del t.u.

Ministerio de Justicia Italiano

Por ello, deduzco que, en España, se solicitará a los candidatos italianos tan solo el certificado de penales más común pero, si cualquiera de vosotros tiene información complementaria, os invito a compartirla con todos nosotros en la casilla de comentarios.

Pego aquí una imagen del sitio web del Ministero della Giustizia (Ministerio de Justicia italiano), que incluye distintos formularios y documentos para realizar el trámite.

También podéis pinchar aquí para acceder al trámite, los formularios y la legislación correspondiente de dicho ministerio.

Estaré encantada de traducir vuestros certificados de antecedentes penales del italiano al español, o de aclarar cualquier duda que podáis tener.

Os animo también a que escribáis aquí vuestras ideas, dudas o comentarios. Alternativamente, podéis enviarme un mensaje a ablines@gmail.com.

Carmen Cuervo-Arango, traductora jurada de italiano

Traduzioni giurate, ora in formato digitale

I traduttori giurati finalmente possiamo consegnare le nostre traduzioni ufficiali in formato digitale con firma elettronica.

Traducción jurada con timbre del estado y sello

Alla luce delle ripetute richieste d’informazioni durante la COVID-19 sulla validità e la natura ufficiale delle traduzioni in formato digitale, il Ministero degli Affari Esteri (MAEC) ci ha dato l’attesa conferma il 6 aprile 2020.

Poiché i principali destinatari dei documenti tradotti dai traduttori giurati sono le Pubbliche Amministrazioni, è ammessa la firma elettronica con uno dei sistemi elencati nell’art. 10 della legge 39/2015 del 1° ottobre.

Come al solito, bisogna essere stati abilitati dal MAEC dopo il superamento degli esami per l’ottenimento del titolo di Traduttore-Interprete giurato.

Ora, alla fine della traduzione ci saranno il giuramento e la firma elettronica, come potete vedere sotto (la firma autografa ed il timbro sarebbero opzionali in questo genere di documenti digitali).

YA PUEDES RECIBIR TUS TRADUCCIONES JURADAS EN FORMATO DIGITAL
Hasta ahora, los traductores jurados sólo entregábamos los documentos traducidos en papel, con nuestra firma y sello ya reconocidos por el MAEC. Dada la situación de falta de movilidad generada por la COVID-19, tanto en Italia como en España, muchos traductores contactaron con el Ministerio de Asuntos Exteriores, que confirma que sí podemos firmar nuestras traducciones juradas mediante certificado digital, siendo estos documentos válidos para todas las Administraciones Públicas.

En la imagen podéis ver cómo quedaría el juramento final con la firma digital (no siendo necesaria la firma manuscrita ni el sello, que aquí sí aparecen).